Superposición del sitio

Lo que las pinturas de las cuevas prehistóricas revelan sobre la vida humana primitiva

Algunas de las obras de arte m√°s antiguas que se conocen pueden indicar el inicio del desarrollo del lenguaje, mientras que los ejemplos posteriores representan narraciones con figuras humanas y animales.
¬ŅQu√© nos dice el arte m√°s antiguo conocido en el mundo sobre las personas que lo crearon? Las im√°genes pintadas, dibujadas o talladas en rocas y paredes de cuevas -que se han encontrado en todo el mundo- reflejan una de las primeras formas de comunicaci√≥n de los seres humanos, con posibles conexiones con el desarrollo del lenguaje. Las primeras im√°genes conocidas suelen ser abstractas y pueden ser simb√≥licas, mientras que las posteriores representan animales, personas y figuras h√≠bridas que quiz√° tengan alg√ļn tipo de significado espiritual.

El arte prehist√≥rico m√°s antiguo que se conoce no fue creado en una cueva. Dibujado en una pared de roca en Sud√°frica hace 73.000 a√Īos, es anterior a cualquier arte rupestre conocido. Sin embargo, las propias cuevas ayudan a proteger y preservar el arte de sus paredes, lo que las convierte en ricos registros hist√≥ricos que los arque√≥logos pueden estudiar. Y como el ser humano ha ido a√Īadiendo elementos al arte rupestre a lo largo del tiempo, muchas tienen capas, lo que indica una evoluci√≥n de la expresi√≥n art√≠stica.

El arte rupestre primitivo era abstracto

En 2018, los investigadores anunciaron el descubrimiento de las pinturas rupestres m√°s antiguas conocidas, realizadas por neandertales hace al menos 64.000 a√Īos, en las cuevas espa√Īolas de La Pasiega, Maltravieso y Ardales. Al igual que otro arte rupestre primitivo, era abstracto. Los arque√≥logos que estudian estas cuevas han descubierto dibujos de l√≠neas en forma de escalera, plantillas a mano y una estructura de estalagmitas decoradas con ocre.

Los neandertales, una subespecie humana arcaica que procre√≥ con el Homo sapiens, probablemente dejaron este arte en lugares que consideraban especiales, dice Alistair W.G. Pike, jefe de ciencias arqueol√≥gicas de la Universidad de Southampton, en el Reino Unido, y coautor de un estudio sobre las cuevas publicado en Science en 2018. Muchas de las plantillas manuales aparecen en peque√Īos recovecos de la cueva de dif√≠cil acceso, lo que sugiere que la persona que las hizo tuvo que preparar el pigmento y la luz antes de aventurarse en la cueva para encontrar el lugar deseado.

Las marcas en s√≠ tambi√©n son interesantes porque demuestran un pensamiento simb√≥lico. ¬ęEl significado de la pintura no es saber que los neandertales pod√≠an pintar, sino el hecho de que se dedicaban al simbolismo¬Ľ, dice Pike. ¬ęY eso est√° probablemente relacionado con la capacidad de tener un lenguaje¬Ľ.

La posible conexi√≥n entre el arte rupestre y el desarrollo del lenguaje humano es algo sobre lo que Shigeru Miyagawa, profesor de ling√ľ√≠stica y lengua y cultura japonesa en el MIT, teoriz√≥ en un art√≠culo de 2018 del que fue coautor para Frontiers in Psychology.

¬ęEl problema es que el lenguaje no se fosiliza¬Ľ, dice Miyagawa. ¬ęUna de las razones por las que empec√© a mirar el arte rupestre es precisamente por esto. Quer√≠a encontrar otros artefactos que pudieran ser indicadores del lenguaje primitivo¬Ľ.

Una de las cosas que le interesan es la ac√ļstica de las zonas donde se encuentra el arte rupestre, y si su ubicaci√≥n tuvo algo que ver con los sonidos que la gente pod√≠a hacer o escuchar en un lugar concreto.

Contar historias con figuras humanas y animales

Con el tiempo, el arte rupestre empez√≥ a incluir figuras humanas y animales. La primera pintura rupestre conocida de un animal, que se cree que tiene al menos 45.500 a√Īos, muestra un cerdo verrugoso de Sulawesi. La imagen aparece en la cueva de Leang Tedongnge, en la isla indonesia de Sulawesi. En Sulawesi tambi√©n se encuentra la primera pintura rupestre conocida de una escena de caza, que se cree que tiene al menos 43.900 a√Īos.

Estas pinturas rupestres de Sulawesi demuestran la capacidad de los artistas para representar criaturas que exist√≠an en el mundo que les rodeaba, y son anteriores a las famosas pinturas de la cueva francesa de Lascaux en decenas de miles de a√Īos. Las pinturas de Lascaux, descubiertas en 1940 cuando unos adolescentes siguieron a un perro hasta la cueva, presentan cientos de im√°genes de animales que datan de hace unos 17.000 a√Īos.

Muchas de las imágenes de la cueva de Lascaux representan animales fácilmente reconocibles, como caballos, toros o ciervos. Sin embargo, algunas son más inusuales y demuestran la capacidad de los artistas para pintar algo que probablemente no habían visto en la vida real.

El arte rupestre de Lasacaux contiene algo parecido a un ¬ęunicornio¬Ľ, un animal con cuernos, parecido a un caballo, que puede o no estar pre√Īado. Otra imagen √ļnica se ha interpretado como un accidente de caza en el que mueren un bisonte y un hombre, o como una imagen que implica a un hechicero o mago. En cualquier caso, el artista parece haber prestado especial atenci√≥n a que la figura humana sea anat√≥micamente masculina.

Arte rupestre en América

En Am√©rica del Norte, el arte rupestre y de las cuevas puede encontrarse en todo el continente, con una gran concentraci√≥n en el des√©rtico suroeste, donde el √°rido clima ha conservado miles de petroglifos y pictogramas de los antiguos pueblos. Pero algunas de las pinturas rupestres m√°s antiguas que se conocen actualmente -hechas hace aproximadamente 7.000 a√Īos- se descubrieron en la meseta de Cumberland, que se extiende por partes de Kentucky, Tennessee, Alabama y Georgia. Los pueblos ind√≠genas siguieron creando arte rupestre en esta regi√≥n hasta el siglo XIX.

Muchas de las cuevas de la meseta de Cumberland presentan una figura espiritual que pasa de ser un hombre a ser un pájaro, dice Jan F. Simek, profesor de arqueología de la Universidad de Tennessee, Knoxville, que ha estudiado y escrito sobre el arte rupestre de la región.

Por la forma en que están agrupadas algunas pinturas de las cuevas de la meseta de Cumberland, está claro que los artistas contaban una historia o una narración.

¬ęHay una cueva relativamente temprana en el centro de Tennessee que tiene una serie de representaciones de una criatura humana con forma de caja… emparejada con un humano de aspecto m√°s normal¬Ľ, dice. ¬ęY est√°n interactuando entre s√≠ en relaci√≥n con lo que parece ser un tejido¬Ľ.

Contin√ļa, ¬ęhay una narraci√≥n ah√≠, hay una historia ah√≠, aunque no sepamos cu√°l es la historia¬Ľ.

Eso también es cierto para mucho arte rupestre. Incluso si los arqueólogos no pueden decir lo que un artista primitivo estaba diciendo, pueden ver que el artista estaba usando imágenes a propósito para crear una narrativa para ellos mismos o para otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.